Este tatuaje no es una moda sino más bien esta marca de puntuación simboliza la esperanza para aquellos que luchan con depresión, adicción, autolesión y pensamientos suicidas. Este símbolo es el resultado de Project Semicolon, que fue iniciado en 2013 por la activista Amy Bleuel, que perdió a su padre por un suicido.